Los dos tipos de fichajes de Valverde

Más de treinta preguntas. Ninguna para el vicepresidente Mestre, sólo una para Robert y el resto para Valverde. Lógico, el entrenador era el protagonista. En la séptima interrogación, aparece el mercado estival. Tema de máximo interés, como también fue de máximo interés la respuesta del técnico: “confío plenamente en la secretaría técnica”. Valverde había llegado a la rueda de prensa en sintonía con el club. Las primeras conversaciones con el secretario técnico quedaron plasmadas aquí.

Ernesto, que acaba de llegar, no quiso entrar en detalles pero en su contestación se reflejó la política que va a seguir el club y que Robertprefirió no matizar en su única intervención. Undécima pregunta- la única para él – que fue esquivada con relativa habilidad pero cuyas incógnitas ya había despejado Valverde. Lo hizo con otras palabras pero se refería a esta realidad: en verano habrá dos tipos de fichajes. Los que podríamos llamar incuestionables ( decisión de club) y los que dependerán directamente del entrenador.

Para entendernos. Supongamos que Robert Fernández, en ese trabajo de meses al que se refirió, hubiera dejado a tiro a futbolistas de élite como Verratti, Griezmann o Dembelé. Todos son jugadores de máximo nivel a los que difícilmente renunciaría ningún entrenador. Por tanto, si existe la posibilidad de traer a un crack, crack, ese crack, crack vendrá sí o sí. Decisión de club, de política de club, más allá de quien sea el técnico. Si se puede pagar lo que vale, viene.

Supongamos ahora, que hablamos de otro nivel. De matices para la plantilla. Imaginemos la vuelta de Deulofeu, la posibilidad de traer un central de proyección (pongamos por ejemplo Yeray), un lateral como Ávaro Odriozola como alternativa a Bellerín. Bueno, pues ese segundo escalón de jugadores serían competencia directa de Valverde en la confección de la nueva plantilla. Él decidirá sobre los que mejor se ajustan a los sistemas de juego que quiere imponer.

En cuanto a lo del tercer portero, tema que ayer se tocó de pasada, la cosa también está hablada. Influye si el Barça B sube o no a Segunda División. Si asciende, volverá Ortolá, cedido esta pasada temporada al Alavés, que será el tercer portero del equipo. Y si no sube, veremos qué pasa pero la idea es que, aún así, el tercer guardameta de Ernesto sea el titular del filial.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *